¿Por qué los ruteadores clásicos de carga no sirven para el traslado de pasajeros?

¿Por qué los ruteadores clásicos de carga no sirven para el traslado de pasajeros?

Cuando hablamos de logística de última milla, nos acostumbramos a pensar en el despacho de pedidos desde el centro de distribución hasta su destino, el cual viene acompañado por sistemas diseñados para hacer seguimiento, monitoreo y control de este proceso para asegurar el cumplimiento de un servicio de entrega de calidad. Sin embargo, este servicio no solo aplica para el movimiento de carga, sino que también se puede aplicar en empresas que realizan traslados de pasajeros.

Desde el 2020, año marcado por la crisis sanitaria, ha existido un alza con respecto al transporte de personas, que surge de la necesidad de viajes personalizados para resguardar su salud y seguridad. Hoy en día la importancia de este beneficio se ha vuelto un estándar en muchos rubros y que se puede interpretar como la preocupación que, por ejemplo, las empresas tienen por el cuidado y bienestar de sus trabajadores.

Es importante tener en cuenta que las necesidades de un cliente final al que recibe un producto no son las mismas a las de  una persona que se traslada. Hay consideraciones que únicamente responden a su transporte. Por eso es importante preguntarnos, ¿Qué es lo que esperan los usuarios de esta experiencia?

Puntualidad: un factor relevante

A nadie le gusta llegar tarde. Se debe  entender que las personas poseen un motivo para llegar a un lugar específico. A diferencia de los paquetes, las personas perciben el tiempo total en el vehículo y tienen compromisos en su lugar de destino, por lo que se manifiestan instantáneamente ante cualquier situación de atraso prolongado o irregularidad. 

Por ejemplo, has pensado alguna vez en ¿Cuál sería el impacto de que un piloto no llegue a tiempo a su vuelo, o que un médico se atrase a una cirugía?

En el primer ejemplo, el costo puede ser muy alto tanto para los pasajeros, que deberán reprogramar sus vuelos, como para la aerolínea en términos de credibilidad y de compensaciones que deberá asumir, mientras que en el segundo ejemplo las consecuencias pueden ser muy graves para el paciente debido al procedimiento clínico postergado. 

Por lo anterior, es fundamental para las empresas transportistas contar con las herramientas necesarias de planificación y ejecución de rutas que agilicen su servicio, asegurando viajes seguros, eficientes, puntuales y felices. 

Integración de datos para el desplazamiento de viajeros

En las integraciones clásicas con sistemas de ruteo de carga, los datos de compras de los clientes se cargan en plataformas para su posterior gestión y planificación. En cambio, para la planificación de rutas de pasajeros, es indispensable la carga de información que tiene que ver con recursos humanos de los colaboradores a movilizar. 

Por ejemplo, para planificar pasajeros se debe contar con información diaria del personal a movilizar, su punto de origen y destino y turnos de trabajo. Además se deben tener en consideración variables operativas como el ausentismo y vacaciones. De esta manera se tiene un flujo de datos constante que permite contar con información actualizada de los pasajeros a transportar y todas sus restricciones operativas. Solo con esta información es posible realizar una buena planificación que entregue un alto nivel de servicio a todos los pasajeros optimizando, a la vez, los costos logísticos. 

“Con Routing conectamos todos nuestros procesos operacionales y logramos mejorar un 20% la puntualidad”.

Alberto Murillo, Jefe de Operaciones ESACHS

En Routing te ayudamos a generar confianza y a perfeccionar la experiencia de viaje a través de una plataforma de planificación de rutas que hace que tus pasajeros lleguen a sus destinos a tiempo, incluso viajando el menor tiempo posible.

Comments are closed.